Una semana diferente (abrí, abrí)

La semana pasada Ángel y yo hemos estado en casa de los tíos, que viven cerca de Sevilla, a casi 600 km de casa. Hemos disfrutado mucho con los primos, Inés y Nacho, y lo hemos pasado “pipa”, como dice mi hijo.

Tengo que reconocer que yo estaba un poco preocupada por ver cómo iba a reaccionar Ángel, toda la semana sin ver a su padre, porque mi hijo tiene papitis aguda :-). Además, ahora que había empezado a dormir bien por la noche también tenía mis dudas sobre si habría cambios en sus noches, en su alimentación, o en definitiva en sus rutinas, y cómo le iba a afectar el cambio.

Pero como siempre los niños nos sorprenden y nos demuestran que son capaces de adaptarse a los cambios mucho mejor de lo que imaginamos. Así, sus noches han ido bien, sus siestas muy bien (¡quisiera haberme traído aquel colchón mágico que me regalaba siestas tan largas, lo nunca visto!), y de su padre ni acordarse. Ángel se lo ha pasado genial explorando la nueva casa y los juguetes de su prima.

nanaLa casa tiene tres plantas, con sus correspondientes escaleras. Adivinad cual ha sido el mayor divertimento de mi hijo; si, esta semana calculo que habré subido unos 3.000 escalones por lo menos. Subir y bajar escaleras agarrado de mi mano era su mayor diversión durante el día, eso, y abrir y cerrar puertas, y en general abrir y cerrar todo lo que se encontrara por delante “abrí, abrí, abrí”.

Durante mi estancia he empezado a comprender lo que supone la crianza de niños de distintas edades que bien podrían ser hermanos y me he puesto en la piel de muchas mamás… Inés, la princesa de la familia, ya tiene 5 años, Ángel, mi bombón, pronto cumplirá los 2 años, y Nacho es un bebé preciosísimo de 3 meses. Tres niños de edades muy distintas, todos ellos muy demandantes pero en sus distintas versiones.

El que ha estado de vacaciones de verdad ha sido Papá, que se quedó de “Rodríguez” en casa. Pero yo no lo cambio. Hemos pasado unos días muy bonitos disfrutando de la familia que tenemos lejos, he visto el brillo de los ojos de Inés y se me ha caído la baba con las sonrisas de Nacho, mi hijo me ha vuelto a demostrar muchas cosas, yo he vuelto a dormir con él unos días y eso me ha encantado.

Ha sido una semana diferente, y está muy bien salirse de la rutina de vez en cuando. Me ha gustado llevar a Inés al cole, jugar con el Castillo de Ben y Holly y con “Nana”, saltar en la cama y ver caritas de felicidad. A veces también he perdido los nervios, como en el “momento del baño”, pero no cambio estas vacaciones por otras. Volveremos, pero ahora os toca a vosotros venir 🙂

¿Vosotras también tenéis lejos a la familia y la echáis de menos?

Anuncios

2 pensamientos en “Una semana diferente (abrí, abrí)

  1. Pues sí, concretamente mi hermana y mi hermano viven fuera de España. Conocieron a mi nena el día que nació (el último día de vacaciones), así que no pudieron estar mucho con ella. Luego, mi hermana vino en Navidad y pudieron conocerse un poco más, y en agosto vendrán tanto mi hermano como mi hermana y la nena ya tendrá casi 1 año, así que la van a poder disfrutar todavía más. Y mientras, pues fotos y vídeos por Whatsap y videoconferencias por Skype (benditas tecnologías!) aunque creo que la nena piensa que tiene tíos bidimensionales y claro, cuando ve a la periodista de las noticias y al chico que da los deportes, les sonríe!!! En fin, que he echado muchísmo de menos tener a mi hermana cerca en esta maravillosa aventura, pero qué se le va a hacer… Eso sí, en agosto va a ser chulísimo que se vean de nuevo, que jueguen de verdad, lo estoy deseando! Y cuando la nena sea más mayor, iremos nosotros a ver a los tíos alrededor del mundo!

    • Sí que se echan de menos y ellos también a nosotros. Dentro de pocas semanas mi hermana vendrá a pasar el verano y vamos a disfrutar un montón con los sobrinos. La verdad que gracias a todas las tecnologías con las que estamos conectados hace que se lleve mejor. Háblale mucho de ellos y enséñale fotos porque los bebés lo captan todo. Ya verás como tu nena se acuerda y los reconoce. Cuando nació mi hijo, mi hermana ya vivía fuera, y solo se han visto puntualmente algún fin de semana y en verano, y él conoce a su tía y a su prima, y no las extraña. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s