¿Cómo tener más paciencia con los niños?

berrinchesLos niños todos los días ponen a prueba nuestra  paciencia ¿cómo podemos ser más pacientes con ellos? qué pregunta tan difícil, ¿verdad? si alguien sabe la respuesta que levante la mano y yo me retiro…

Creo que la paciencia, junto con el amor, son los principales ingredientes de la crianza.

Muchas veces pierdo los nervios con mi hijo, bueno también esto va a días. Normalmente, va unido a determinadas situaciones como que el niño comience con uno de sus berrinches por algo que quiere hacer o tener y no es posible concederle, también cuando juega con los alimentos y lo ensucia todo, cuando quiero ocuparme de las tareas domésticas y no me deja, cuando no quiere ir en su carrito y me lía una buena por la calle o donde estemos… en definitiva, cosas normales de niños, que suelo manejar bien pero que muchas veces me sobrepasan, sobre todo si he tenido lo que llamamos un mal día.

Me gustaría compartir con vosotras algunas ideas que estoy probando para aprender a ser más paciente con mi hijo, aplicables para niños de en torno a los 2 años.

Idea nº1 – Cuando notes que vas a perder los nervios …

– Toma aire, respira profundamente y cuenta hasta diez o canta.

– Abandona por un momento el lugar donde se esté desarrollando la situación.

– Réstale importancia  ¿de verdad es tan serio lo que ha hecho o quiere? ¿merece la pena enfadarse?

Idea nº2 – Ellos imitan nuestro comportamiento. Los niños aprenden más de lo que ven que de lo que se les dice. Debemos predicar con el ejemplo. Si tú gritas, te irritas y te pones nerviosa ante su actitud, él o ella actuará de igual forma cuando quiera conseguir lo que desea. Así que…

– Procura mantener la calma.

– Hazle advertencias concretas y explícale qué está sucediendo pero sin alzar la voz. Dile que entiendes lo que quiere pero explícale por qué no puede ser. Todo con frases cortas.

– Cambia de escenario, llévalo a otro lugar y desvía su atención a otra cosa.

– No le castigues porque  el niño no lo va a entender.

– Empatiza, ponte en su lugar y ten en cuenta su edad, ellos no saben gestionar ni explicar lo que les sucede.

– Dedícale tiempo, juegos, dale mucho amor y muestras de cariño físico y verbal, y refuerza su autoestima cuando se comporte de manera adecuada.

Idea nº 3 – A veces perdemos la paciencia porque durante el día hemos ido acumulando enfados  (en el trabajo, con la pareja, contigo misma) o sea, que hemos tenido un mal día y lo pagamos con los peques. En esos casos…

– Si trabajas fuera de casa, separa y céntrate ¿qué es lo más importante? Tu hijo no tiene la culpa, es pequeño, no comprende por qué se reprime su deseo.

– Encuentra momentos o lugares que te hagan desconectar. Si tu mente está fresca y relajada te enfrentarás mejor y podrás mantener la calma. Haz alguna actividad que te guste y mantenga tu mente en otra cosa, o simplemente sal a despejarte un poco… esto parece imposible cuando eres mamá a tiempo completo. Pide ayuda, es importante un tiempo para tí, aunque sea un par de horas a la semana, te servirá para oxigenarte y tomarte las cosas de otra manera.

– Disfruta de todos los momentos que pases con tu hijo, déjale explorar, déjale hacerse el remolón, no le impongas normas estrictas si no hay un motivo ni le des prisa cuando no la haya realmente. Piensa en la suerte que tienes por tantas cosas.

Idea nº 4- Las madres solemos predecir cuando va a suceder, así que anticípate…

– Evita pasar por ciertos lugares que sabes que provocarán su berrinche y tu enfado.

– Concédele las cosas que quiera siempre que no entrañen peligro, no hay que negar por norma, hay que limitar con sentido común.

– Distrae su atención hacia otra actividad u objeto.

– Dale muchos besos, hazle cosquillas, a veces funciona.

Idea nº 5- Si ya perdiste la paciencia, actuaste perdiendo los nervios y ahora te arrepientes…

– Consuela a tu hijo y pídele perdón.

– Dale besos y abrazos.

– Explícale qué te ha pasado y que no volverá a suceder.

Una cosa que me funciona y me encanta es decirle muy a menudo “la mamá te quiere mucho” a la vez que le abrazo, incluso cuando estoy a punto de perder los nervios. Doy un abrazo y un te quiero y a continuación le explico por qué no puede ser lo que quiere, precisamente porque le quiero mucho y no quiero que le pase nada, ya que la mayoría de sus berrinches vienen motivados porque le niego algo peligroso.

Si alguien conoce otras recetas para mantener la calma con los niños que lo diga 🙂 y si no pues ¡a tener paciencia! que ya se harán mayores y entonces a lo mejor nos resulta todavía más difícil manejarlos, pero bueno en eso ya pensaremos cuando llegue el momento, no?

¿Qué hacéis vosotras para tener más paciencia con vuestros hijos?

Anuncios

2 pensamientos en “¿Cómo tener más paciencia con los niños?

  1. Pingback: Mis blogs favoritos de maternidad: semana 27 mayo-2 junio | Maternidad Continuum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s