La asignatura pendiente

conciliacion“Hoy me he despertado pensando la suerte que tengo de estar en casa esperando a que te despiertes (o me despiertes) cada mañana, de ir contigo a la cama y hacer “casitas” bajo las sábanas y ver tu sonrisa llenar la habitación, de darte el pecho si lo pides, de jugar contigo, de verte crecer cada día sin perderme nada, sin prisas, de pasear y ver la vida con tus ojos, de contar con el apoyo incondicional de papá y con la ayuda impagable de los abuelos.

 Sí, porque soy afortunada por poder estar disfrutando una excedencia para cuidarte, porque por unas circunstancias laborales muy concretas no he podido incorporarme a mi trabajo y voy a apurar lo máximo que pueda para estar contigo”.

Soy consciente de que mi situación no es la habitual, que hay muchas mamás que tienen que incorporarse a trabajar demasiado pronto, por necesidad o por no perder su empleo. La baja maternal en España es de risa (o de llanto), pocas empresas dan facilidades para conciliar la vida familiar y la vida laboral, y podríamos escribir tantas historias como familias haya.

Me uno a plataforma Conciliación Real Ya porque creo que un cambio, aunque lento, es posible. Para poder cambiar las leyes, lo primero es cambiar la mentalidad y yo quiero poner mi granito de arena a través de este post. Cambiar la mentalidad de TODOS, los primeros, nosotros, padres y madres, la sociedad, también empresas e instituciones, y por su puesto nuestros gobernantes.

Ni los bebés ni las mamás están preparados para separarse con 16 semanas, eso lo sabemos todas las madres ¿por qué no alargar las bajas de maternidad?, ¿por qué no facilitar a las mamás que quieran una reducción de jornada?, ¿por qué no conceder a las mamás que lo soliciten una excedencia, sin preguntas, sin malas caras?, ¿por qué no se adaptan los horarios de los coles a los horarios de los trabajos?  La verdad es que no es tan fácil encontrar una solución que contente a todos. Estoy de acuerdo y me uno a las propuestas de CRYA que podéis leer aquí.

El trabajo no debería ocupar todo nuestro día, sino ser parte de él, y está demostrado que no por trabajar más horas se produce más, sin embargo “conciliar” sigue siendo el principal problema al que se enfrentan las familias. Siempre ha sido difícil, más en los tiempos que corren, y la poca atención que se presta a la infancia desde la sociedad y desde los gobiernos. Se olvidan de que los 3 primeros años de vida son básicos en la formación de la personalidad humana. El contacto con la madre es fundamental, no es lo natural que los bebés se críen con la abuela, la niñera o en guarderías y que vean a sus padres pocas horas al día. Pero… claro, “¿qué hago? ¿Cómo pago las facturas si no trabajo? ¿cómo le digo a mi jefe que voy a ir menos horas con el trabajo que hay y como está la cosa…? me despide y se busca otra”.. Entiendo que es muy difícil.

Cada familia tiene que buscar las piezas de su puzzle y encajarlas de la mejor manera posible. Contamos con los abuelos (¡benditos abuelos!), con la familia, con niñeras y con guarderías ¿cómo hacéis vosotras para conciliar vuestro trabajo con la vida familiar y personal?

Aquí os dejo para reflexionar un fragmento de la película París je t’aime. Si eres madre no te va a dejar indiferente. Muchas gracias a Louma Sader por compartirlo en su blog.

Anuncios

2 pensamientos en “La asignatura pendiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s