Yoga con el bebé

YogaBebe“Yoga” significa unión, conexión. Ya os hablé de todos los beneficios del yoga durante el embarazo, lo podéis leer aquí. Es evidente que durante el embarazo la unión con nuestro bebé era total, al menos físicamente. Después del nacimiento seguimos conectados emocionalmente y el proceso de separación será muy lento. El yoga es una herramienta que nos ayuda a que esa conexión sea más plena, tanto para la mamá consigo misma como con el bebé, además de poder participar en un espacio donde compartir con otras mamás esta nueva experiencia, en un entorno comprensivo.

Por todo ello, la práctica del yoga con tu bebé es otra de las terapias o actividades que te propongo para sentirte mejor. Lamento no poder hablarte en primera persona de mi experiencia pero no tuve la ocasión de poder practicarlo cuando nació mi hijo.

Sus beneficios son tanto físicos como psicológicos y emocionales. Vamos a ver algunas preguntas prácticas y sus respuestas.

¿Cuándo es adecuado comenzar? Pues cuando tú quieras, cuando te sientas preparada para salir de casa. Habrá mamás que necesiten más y otras menos tiempo. Quizá pasado el primer o segundo mes, según si ha sido parto vaginal o cesárea y cómo se encuentre la madre. Y especialmente si no terminas de superar los estados depresivos del puerperio o te sientes baja de ánimos, puede ser muy positivo, por la actividad y por el punto de apoyo que puede ejercer la monitora y el grupo de madres. En estos casos, si hay posibilidad de poder dejar al bebé, es muy beneficioso que acudas a practicarlo también sola.

¿Hasta qué edad puedes ir con tu bebé? Hasta el año aproximadamente, o hasta que el bebé comience a desplazarse por sí mismo y quiera explorar cosas por su cuenta. Dependerá de cada bebé y de lo nervioso que sea.

¿Y qué haremos allí? No solo serán ejercicios, aunque también dependerá de la profesora. Generalmente en estas clases se trabaja con música relajante, se realizan respiraciones conscientes, meditación, posturas de yoga adaptadas para hacer con bebés, masajes, estiramientos, ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, así como juegos y risas garantizadas,,… un conjunto de actividades para fortalecer el vínculo emocional y mejorar la postura física, disfrutando, y todo ello adaptado a los ritmos del bebé, por ejemplo, puede dar el pecho quien lo necesite.

¿Cuánto dura una sesión? Un día a la semana, entre una hora u hora y cuarto, aunque luego si no hay prisa se puede alargar la charla. Es mejor en horario de mañana, pero tampoco muy temprano, sobre las 11 estaría bien. Los bebés por las tardes suelen estar más cansados.

¿Y si el bebé llora durante una sesión? Pues no pasa nada, los bebés lloran, y todos los que están allí lo van a entender (seguramente no será el único que lo haga). Lo que tiene que hacer la mamá es calmarle como lo haría en casa, dando el pecho, acunarle, cambiarle el pañal, hablarle, o incluso salir de la clase si así lo considera.  Al cabo de poquitos meses los bebés reconocen el espacio, las voces y la música que escuchan en yoga, y les relaja.

Infórmate en los centros de yoga de tu ciudad y asegúrate que la monitora está adecuadamente formada y que sea una persona agradable y empática. Seguro que puedes probar una clase sin compromiso.  Y si no te apetece o no te va el yoga, piensa en otra actividad. Hay muchas cosas que se pueden hacer para disfrutar con nuestros pequeños, buscando que estéis a gusto los dos.

¿Por qué no encontraría yo información cómo esta hace dos años?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s