El puerperio feliz

mama y bebe dormidos1“Puerperio”, nunca antes del embarazo había escuchado esta palabra.  Sí, postparto o cuarentena, y pensaba que era un tiempo, unos cuarenta días exactamente, en los que la madre se recupera tras el parto y todo vuelve “a la normalidad”, jajaja. Lo primero de todo que no son ni mucho menos cuarenta días, y lo segundo que a la normalidad tal como la entendíamos antes ya no se vuelve.

Las mamás recientes relatan sus partos con todo lujo de detalle, el dolor de los puntos, el cansancio de las noches, pero hay muchos aspectos que se ocultan de esta difícil etapa que atravesamos las mujeres tras dar a luz. 

Ha nacido el bebé y todo ha ido muy bien. Marchamos a casa, pasan los días, y tras el aluvión de visitas y consejos, un día nos quedamos a solas con nuestro bebé. Quizá las molestias físicas ya han desaparecido o mejorado pero… el cansancio es inmenso porque se ha ido acumulando, la falta de sueño no nos ayuda, la inseguridad y miedo a si estaremos haciendo bien las cosas, las opiniones de los demás, los posibles problemas con la lactancia, y especialmente la falta de libertad personal, el sentirse atrapada, el no reconocerse…hace que te sientas rota.

Dejamos de ser la mujer que éramos, tenemos un bebé que nos reclama día y noche, que no entiende de horarios, que solo quiere nuestros brazos. Creo que tener paciencia, dar amor y seguir el instinto son las claves para entenderlo todo. Ahora eres lo que tu hijo más necesita. Ha estado nueve meses creciendo en tí. Tu voz, tu olor, tu respiración, tus latidos.. son todo su universo. Ponte en su lugar. No te manipula, no es tan listo, solo pide lo que necesita, y lo hace como solo sabe, llorando. Necesita contacto, brazos, succión, alimento y calor. No se lo niegues. Los bebés no saben que están en casa a salvo de cualquier peligro, no entienden que su cuna es calentita y confortable, no duermen cuándo y cómo nos gustaría, lo cual es normal. Dale brazos y ten paciencia, ya habrá tiempo para lo demás, porque lo demás puede esperar.

Acostumbradas a otra vida, las mamás nos sentimos inmersas en otro mundo, ajeno, desconocido y difícil. Nos sentimos felices a la vez que abrumadas, confundidas y muy cansadas. No se si es posible un puerperio completamente feliz, varias mamás que conozco y yo misma no lo definiríamos así.

Mi consejo es que simplifiques las cosas, que te dejes llevar, te quites el reloj y confíes en tu instinto, portea si necesitas tus brazos, prioriza y cambia el chip, busca una terapia que te ayude y vívelo conscientemente, antes de que te des cuenta tu bebé habrá crecido demasiadoTodo llega y todo pasa y de aquí también se sale, te lo prometo.  Porque todo, todo, TODO merece la pena, y ya no lo cambiarías por nada del mundo. Te hará crecer como persona y te enseñará mucho. Es la maravilla de dar vida y conocer el amor más inmenso, eterno e incondicional que existe, el tuyo hacia tu hijo o hija.

Si quieres más ideas, puedes leer un texto de Mireia Long, editora de Bebesymas.com, donde nos habla de los 10 pilares básicos para tener un puerperio feliz. 

Anuncios

Un pensamiento en “El puerperio feliz

  1. Pingback: Y llegaste tú | Holística mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s