Tai Chi- Qi gong, mi terapia

camisa de acero

Hace tiempo quería hablaros de la actividad que practico desde hace más de un año y que me va fenomenal, Tai Chi- Qi gong (o Chi Kung).

Os contaré como empecé a practicarla y lo que ha supuesto para mí.

Cuando mi hijo tenía 9 meses yo seguía muy cansada por todo lo que la crianza a tiempo completo supone, tenía sueño a todas horas pues aún los despertares nocturnos eran demasiado frecuentes, y no me encontraba muy bien, la verdad. Estaba atrapada en la crianza, que he tenido y tengo la suerte de estar disfrutando sin prisas, pero siempre he sido muy activa, trabajando, con mis estudios…echaba de menos tener un espacio propio donde desconectar un poco de esta nueva vida tan intensa.

Y un día, paseando a mi hijo encontré el local: Equilibrio Zen Dojo. Tai Chi, Yoga, Pilates… vamos a probar!! mi novio me dijo “ten cuidado donde te metes” jajaja (luego también se metió él, pero bueno esa es otra historia). El caso que pregunté y por el horario me interesó más probar una clase de Tai Chi.

La primera clase me dejó indiferente. Consistía en realizar unos movimientos muy lentos coordinados con la respiración, la verdad no me dijo mucho y me sentí bastante torpe, pero decidí continuar, y me alegro. Porque me enganchó, la técnica, sus beneficios y por su puesto, la profesora, Emmi.

Para mí ha sido una terapia, al principio fue el encontrar un espacio propio, el tener una excusa para hacer algo por mí misma otra vez, un tiempo personal (dos horas a la semana) para centrarme en mí y relajarme. Pero pronto descubrí más beneficios.

Tai Chi: es un antiguo arte marcial oculto practicado en China. Actualmente, deja atrás su original finalidad que era la lucha, y se ha convertido en una de las actividades más apreciadas en los ámbitos médicos y terapéuticos.

Qi Gong o Chi Kung: significa “ejercicio con la energía” y es una técnica practicada por la medicina tradicional China que combina aspectos de ejercicio físico y mental con la respiración. Tiene muchos beneficios para la salud a todos los niveles.

Con estas técnicas se trabajan aspectos físicos, como la elasticidad, la coordinación y el equilibrio, y aspectos mentales, como la concentración, la memoria y la relajación. Estudios médicos determinan que la práctica habitual de esta actividad tiene beneficios para prevenir y combatir enfermedades, como la osteoartritis y osteoporosis,  problemas cardiovasculares o diabetes, además, reduce los niveles de estrés y refuerza el sistema inmunitario, entre otras cosas.

Personalmente os puedo decir que cuando acaba una clase me siento viva, con más fuerza, más segura y capaz,…me sienta muy bien, como cualquier actividad física lo haría, pero de una manera más completa ya que se trabaja también en el campo mental. Estoy aprendiendo a respirar de manera consciente, siguiendo un ciclo relajado, a concentrarme y relajarme, y aún me queda mucho por aprender.

No podía creer que practicando Tai Chi Gong se pudiera sudar y tener agujetas…¡¡pero si casi no nos movemos del sitio!! pues sí, solo respirando se consigue sudar y aumentar el ritmo cardíaco.

La puede practicar todo el mundo, con cualquier edad y estado físico ¡anímate!

Tengo que reconocer que este curso estoy teniendo dificultades para asistir a todas las clases, y que más de una vez he pensado en dejarlo por no poder ser lo constante que me gustaría ¡pero no puedo dejarlo!

¡¡Gracias Emmi!!

Anuncios

Un pensamiento en “Tai Chi- Qi gong, mi terapia

  1. Pingback: Técnicas para relajarse durante en el embarazo | Holística mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s