No tengo tiempo…

alicia

De todas las cosas que llegan con la maternidad en sus primeros años, es sin duda la falta de tiempo personal, de dedicación para tus cosas, para tí, tus proyectos, tus hobbies, lo que más se echa de menos. Si quieres hacer algo tienes que contar con terceras personas. No te sientes libre, a la vez que estás dulcemente atada y no podrías pasar mucho tiempo lejos de ese secuestrador emocional que es tu hijo/a.

De todas formas, la cosa para mí ha mejorado mucho, y con 33 meses, lejos quedan ya esos primeros meses puerperiles, de cóctel de hormonas y ojeras, de falta de sueño y de aire. Mirando atrás ahora tengo mucho más tiempo, supongo que nunca nos conformamos…

Últimamente no encuentro un hueco para sentarme a escribir en el blog, lo de publicar una vez a la semana pasó a la historia, y hay dos motivos principales:

1- Mi hijo ha dejado de hacer siestas regulares, de ésas super largas que me dejaban un lugar para mí.

2- Estoy haciendo cursos de formación desde casa que me tienen bien liada.

Mi hijo siempre ha sido poco dormilón, pero tuvo una buena temporada que me regalaba a diario siestas de 3 horas que me daban un respiro enorme en mi día de mamá a tiempo completo. Pues bien, parece que esto se está terminando y ahora duerme poco, tarde, o no duerme, con lo que mis ratitos personales se han visto resentidos. Además, como es madrugador y trasnochador, tampoco puedo aprovechar esas horas.

En cuanto a lo de los cursos, es algo temporal, tienen una duración entre 2-4 meses. No son para nada interesantes, pero me conviene mucho hacerlos para tener más opciones de conseguir un traslado o un ascenso en mi puesto de trabajo.

Siempre he sabido planificarme bien, encontrar momentos para todo, pero desde que nació, el peque ocupa todo mi tiempo y me ha trastocado por completo. Afortunadamente disfruto de una excedencia para su cuidado, de ahí que esté viviendo una maternidad sin prisas, sin horarios, disfrutando tanto como puedo de él. Siempre me he preguntado cómo se organizan las mamás que trabajan fuera de casa para tenerlo todo a punto: la casa, la compra, los niños… es agotador!

Pudiera pensarme que al “no trabajar” tengo mucho tiempo, pero habría que verme en el día a día para saber que no. Mi hijo es altamente demandante de mamá, eso lo sabes si nos conoces bien, y no me deja hacer nada, no va a guardería y me ocupo todo el día de su atención, juegos, cuidados… mientras intento poner orden en mi casa. Me resulta muy cansado y hay días que lo llevo mejor que otros, como todo.

Así, por un lado está el tiempo que absorbe mi hijo (casi todo)…, el tiempo de las labores domésticas (que intento compartir con él e imaginad cómo salen)…, el tiempo de mis cursos de formación (en sus siestas y otros ratitos gracias a los abuelos)…, el tiempo que comparto con mi pareja (muy poco)…entonces, ¿dónde queda el tiempo personal? ¿dónde estoy yo? A veces pienso que si me hubiera podido incorporar a trabajar tendría más tiempo para mí, al menos estaría haciendo algo personal, además de ganar independencia económica, que también ayuda!

Pero echo de menos algunas cosas sencillas, como ver una película sin tener que planearlo dos meses antes, una ducha tranquila y sola echándome todas las cremas posibles, ir a la peluquería o a depilarme cuando yo quiera, no cuando puedan los demás quedarse con él, quedar con amigas y no hablar de bebés, salir a cenar con papá, pintarme las uñas en el momento que me apetece, cocinar, limpiar o hacer la compra sin estrés, navegar sin rumbo por internet, planear un viaje, ir de compras aunque sepa que no voy a comprar nada, tener más tiempo para disfrutar con mi pareja, escuchar música y cantar al viento, comer despacio, pasear porque sí, ir, venir, improvisar…

Parece que la vida se queda parada, esperando que sea mayor, que sea independiente, que vaya al colegio… un día te das cuenta que es demasiado mayor, que ya no quiere tus caricias o tu presencia ¡aprovechemos estos primeros años de nuestros pequeños!

No se si el título del post está bien elegido..No tengo tiempo.. ¡El caso es que tengo mucho tiempo! pero todo es para él, mi peque que se hace grande 🙂

Se que todo esto es temporal, que dura muy poco y por eso intento disfrutarlo. A partir de septiembre, con la entrada al cole y mi vuelta al trabajo, lejos de casa, mi realidad va a cambiar radicalmente.

Feliz día!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s