A las madres juzgadas

leche

Fuente: Tregua entre mamás. Facebook

Hace poco he leído que el 95% de las mujeres con hijos admite haberse sentido juzgada en alguna ocasión como madre.

Y eso es así, por una lado, porque la crianza está llena, llenita, repleta, de mitos, y por otra parte, porque criticar es muy fácil y a las mujeres se nos da bastante bien.

¿Quién no se ha sentido criticada directa o indirectamente alguna vez? Familiares, amigos, personal sanitario, desconocidos, la pareja, si incluso las críticas llegan de gente que no tiene niños!! pero claro, todo el mundo se cree con derecho a juzgar  y a dar consejos, sobre todo si eres primeriza.

Hay que reconocer que la mayoría de las veces esos consejos no son malintencionados pero…a las mamás no nos gustan!! Además, a veces pueden confundirnos o hacer mucho daño. Y yo, lo confieso, antes de ser madre también cuestionaba ciertas cosas que después he repetido y entendido, mil disculpas! Después de ser mamá aprendes tanto…

Pero…¿Por qué somos tan duras con otras madres? La maternidad debería unirnos, hacernos empatizar con otras mujeres. Cada madre, cada bebé, cada familia, es distinta y tiene sus circunstancias, su forma de pensar, su manera de criar, y no es mejor ni peor, es la que han elegido y sus motivos tendrán, y si les va bien así no deben cambiar. Y cada bebé es distinto, tiene sus ritmos propios y sus necesidades.

llorar

Fuente: Tregua entre mamás. Facebook

Hay una especie de absurda guerra entre las que dan teta y no la dan, o entre las que prolongan mucho la lactancia, las que duermen con los niños y las que no, las que no castigan y las que sí, las que dejan llorar y las que no, las que portean y las que no… que si lo abrigas mucho, que si lo abrigas poco, que si aún toma papillas con dos años, que sí aún lleva pañal con tres, que si aún toma teta con cuatro, que sí…

 

…Y así podríamos seguir y seguir porque prácticamente todo lo que hagas o dejes de hacer como madre va a ser cuestionado, criticado y juzgado por otras, por esas buenas madres que sí lo saben hacer todo bien.

Desde mi punto de vista, cada una que haga lo que quiera, lo que pueda o lo que considere. Son circunstancias y decisiones personales que nadie debería juzgar. 

Criar es muy complicado, no hay libro de instrucciones. Se nos impone seguir siendo las mismas de antes, cuando ya no lo somos, algo ha cambiado. Desgraciadamente hemos perdido la cultura tribal, de círculo de madres, de mujeres que se escuchan y se apoyan sin juzgar.

lauragutman

Quizás las primeras que nos cuestionamos todo y nos juzgamos como madres somos nosotras mismas, nunca sabes si estás haciendo lo correcto o cómo hacerlo, pero todas lo hacemos lo mejor que podemos, por eso creo que no deberíamos juzgar a otras madres.

En este sentido, para mí lo primordial ha sido informarme. Tenemos toda la información a nuestro alcance, que no te vendan mitos ni pensamientos erróneos y arcaicos. Actualízate, lee, piensa más allá, no des todo por sabido, empatiza, busca la compañía de otras madres afines a ti…

Para mi ha habido algo que no ha fallado nunca, que con mi primer hijo me perseguía  y yo no quería oír: EL INSTINTO…. porque yo quería hacer lo que se suponía que estaba bien, lo correcto, lo que tenía previsto hacer: llevarle en brazos lo justo, dormiría en su cuna, teta hasta los 12 meses exactos, chupete hasta los 24, pronto a la guardería, no hacer caso ante sus rabietas, y muchas normas y todos los límites y si llora que llore…Luego te das cuenta que no sabes nada, que nada era como esperabas, que hay una vocecita dentro de ti que te pide otras cosas, que te dice que así no… y entonces poco a poco descubres otra manera de hacerlo, que es más fácil, y que fluye sola.

La vocecita me habló y no le hice caso, entonces atravesé un proceso duelo respecto a mi otra vida, de aceptación del cambio, de rabia, de cierta depresión, de asumir, de entender, para crecer y ser mejor. La vocecita me decía que me dejara llevar, que no hiciera planes, que conmigo él y yo dormiríamos mejor, y así fue, que en brazos lloramos menos él y yo y así fue, que qué sentido tenía destetar, ninguno…y así sucedió con todo. El segundo hijo ya tenía el camino hecho en este sentido y todo está fluyendo de manera más fácil y natural.

Aunque no es perfecto, no soy perfecta, nadie lo es, pero el instinto de una madre es el mejor consejero, te indica un camino que tú consideras el correcto y te hace sentir bien, y un día encuentras por internet muchos blogs de mamás que piensan como tú, y lees libros de pediatras y psicólogos que piensan igual que tú, o tú igual que ellos, que te dan la razón, que te dicen que lo estás haciendo bien, y por fin te sienes no menos juzgada pero sí más segura de ti misma.

Y como dice el gran Carlos González “La infancia es fugaz. Que nuestra obsesión por corregirla no nos impida disfrutarla”.

Feliz día!

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “A las madres juzgadas

  1. ¡Me encanta! Gracias por compartir este texto. Ya pensaba que era una rara por no participar en estas “guerras” absurdas. Solo estoy de dos meses, y no sé cómo actuaré cuando llegue el momento, pero por lo pronto aspiro a seguir mi instinto y a escuchar y tratar de entender a mi bebé 🙂

    • Gracias!! Enhorabuena por tu embarazo 🙂 Sigue tu instinto, casi nunca falla. Preparate para la experiencia más bonita de tu vida, aunque también sea cansado y difícil, la maternidad es una lección de vida. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s